Skip to main content
MENU

Atención Posparto para la Madre y el Bebé

En la primera semana y hasta las 12 semanas.
Las primeras 12 semanas después del parto son un momento crítico para la salud tanto de la madre como del bebé. La atención médica de seguimiento durante este tiempo (denominado posparto para la madre y posparto para el bebé) es muy importante para la salud y el bienestar de ambos a corto y largo plazo. Durante este período de 12 semanas, el riesgo de complicaciones es mayor. 

Es importante que las mamás y los bebés tengan su primera evaluación por parte de un proveedor de atención médico dentro de una semana (a más tardar 3 semanas) después del parto, con una evaluación integral a más tardar 12 semanas después del parto. La evaluación de 12 semanas ayuda al proveedor de atención médica a determinar el tipo y la frecuencia de la atención de seguimiento tanto para el bebé como para la madre durante el primer año después del nacimiento del bebé, especialmente para las madres con factores de riesgo como diabetes, hipertensión y otras condiciones médicas crónicas. 

Tiempo de recuperación.
En las semanas inmediatamente posteriores al parto, las mujeres necesitan cuidados adicionales, incluido el apoyo de la pareja y la familia. El trabajo de parto y el parto son físicamente exigentes, al igual que la lactancia y el cuidado de un bebé recién nacido. Es importante entonces que las mujeres recuperen sus fuerzas y mantengan su salud mientras se adaptan a la vida con su nuevo bebé. Las primeras semanas con un nuevo bebé son muy exigentes, física y emocionalmente. Las mujeres necesitan descansar y cuidarse mientras se recuperan del parto, evitando especialmente el trabajo físico duro. 

Cobertura de seguro médico para mamás y bebés después del parto.
En Nebraska, la cobertura de atención médica posparto para madres y bebés se extendió a partir del 1 de enero de 2024, de 6 semanas a 12 meses para las madres que recibieron servicios cubiertos por Medicaid durante su embarazo. Nebraska Medicaid verificará automáticamente qué madres estaban inscritas en Medicaid o CHIP (Programa de seguro médico para niños) durante el embarazo y ampliará su cobertura. 

Las madres en el programa CHIP 599 no califican para esta cobertura de atención médica extendida, pero la atención médica para sus bebés aún está cubierta (Nebraska Medicaid verificará automáticamente qué madres estaban inscritas). Esto es cierto para las madres que perdieron la cobertura de Medicaid antes del 1 de enero de 2024 y aún no han cumplido los 12 meses del posparto. Si la madre todavía es residente de Nebraska, su cobertura de Medicaid volverá a estar activa. La madre mantendrá su cobertura de Medicaid durante 12 meses incluso si las circunstancias de su vida cambian. Puede perder la cobertura de Medicaid si ya no califica para Medicaid al final del período posparto de 12 meses.

Las madres aún pueden solicitar Medicaid después del parto. Si se aprueba, todos los gastos médicos están cubiertos a partir de la fecha de aprobación. En la  pueden aplicación que la cobertura médica tenga una retroactividad de 90 días, pero esto no está garantizado.

Nutrición de la madre y el bebé después del parto
Para mamás. Durante los primeros 3 meses después del parto, y mientras dure la lactancia si es superior a 3 meses, la mujer debe consumir una mayor cantidad y variedad de alimentos saludables, como carne, pescado, aceites, nueces, semillas, cereales, frijoles, verduras, queso y leche para ayudar a recuperar fuerzas. Recursos de apoyo nutricional. 

Lactancia materna es lo mejor para la salud tanto de la madre como del bebé.

  • Las mamás que amamantan tienen un riesgo reducido de cáncer de mama y de ovario, diabetes tipo 2 y presión arterial alta. Las mamás que amamantan tienen menos sangrado después del parto (posparto) y menos posibilidades de anemia, menos infecciones del tracto urinario y menos riesgo de depresión posparto. La lactancia materna también promueve una pérdida de peso más rápida después del parto. La lactancia materna significa madres y bebés más sanos, pero la madre puede necesitar apoyo adicional para amamantar con éxito. Recursos de apoyo a la lactancia materna.  
  • Los bebés amamantados tienen un menor riesgo de sufrir asma, alergias, obesidad, diabetes tipo 1 y síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Los bebés que son amamantados exclusivamente durante los primeros 6 meses, sin fórmula alguna, tienen menos infecciones de oído, enfermedades respiratorias, ataques de diarrea y menos hospitalizaciones y visitas al médico. La leche materna ayuda a los bebés a desarrollar un sistema inmunológico fuerte que los protege de enfermedades. Se recomienda amamantar exclusivamente durante aproximadamente 6 meses y luego continuar amamantando mientras se inicia a los bebés con alimentos sólidos durante dos años o más.